MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACION EN BASAURI-BIZCAIA-ESPAÑA

DE "GRANADA" EN AGUILAR DE CAMPOO

img_17
img_05
img_11

REGALADOS hemos regresado del recital de Granada en Aguilar.

Daniela y Antonio

AMOR

Saliendo de Roncesvalles
por el camino a Santiago.
Una linda mariposa, en mí
hombro se ha posado.
 
Yo no salgo de mi asombro
me mira con desparpajo;
me dice muy suabito,
que ese niño que yo un día
llegue a tener en mis brazos,
sin llegar a darme cuenta,
a ser hombre ya ha pasado.
Y me ha dicho con orgullo
que un amor él ha encontrado.
Que quieren unir sus vidas
con ilusión y desparpajo.
Una nueva vida empiezas,
cógela con mucho agrado,
que tendrás que compartir,
con ese amor deseado.
 

La vida suele ser dura.
Pero con amor,
se pasaran esos tragos,
que la vida nos depara,
cuando menos lo esperamos.
 
La pena merece amigos,
la empresa tan ardua que
los dos os habéis trazado,
que con amor y cariño
las durezas del camino,
con firmeza y pundonor,
llegaréis a superarlo.
 
Antonio Molina

POTE-POÉTICO SEPTIEMBRE '13


FotoFotoFoto



Así de preparado estaba nuestro rincón de Poesía a media hora de comenzar el Pote-Poético de esta edición de septiembre.
 
El antecedente, queda allá por julio cuando hicimos la Huella Poética, y nos despedimos hasta pasadas las vacaciones... 


FotoFoto


En esta galería fotográfica os dejamos muestra de lo que fue el encuentro Huella Poética.
 
Ayer fueron llegando los "pote-poéticos" como perezosos, como poco a poco, como remolones pero cerramos una edición variada, participativa, tanto que cantamos el Zorionak Zuri a dos de los amigos allí presentes que cumplían años: Carmen y Manolo, Zori Zorionak !!! e incluso cerró la ronda nuestro amigo Joxe Mari con "un par de chistes" como él apuntó antes de salir a la palestra.
 
Bajo la luz de la Poesía volvieron a acompañarnos: Ángela Figuera, Ángel González, Kirmen Uribe, G.A. Bécquer, Juan Ramón Jiménez, Emilio Prados, Sor Juana Inés de la Cruz a los que tanto agradecemos sus letras y a los que recordamos en el Pote-Poético siempre que se conjugan los astros.
 
La parte musical de nuestro Pote-Poético la llevó a cabo nuestro amigo Juanjo "el de los instrumentos raros" (como así le hemos bautizado amigablemente) en esta ocasión nos enseñó y tocó una Mandolina, cuyos acordes acompañaron musicalmente a quien así lo quiso. A Juanjo le agradecemos muy mucho esta muestra musical que siempre nos complace, y de la que aprendemos.















Para terminar este post y despedirnos hasta la nueva convocatoria del próximo mes, octubre el 29, martes para ser más exactos no quiero olvidar nuestra "cosecha" de pensamientos. ¡Sí los que pusisteis en la Lata de los Pensamientos!

 
 
Ahora sí, nos despedimos agradeciendo, como siempre a Narciso y Jesús de Taberna Zabala por seguir cediendo el espacio, ya nuestro, a: Juanjo, Marisa, Carmen, José Mari, José Luis, Pablo, Laura, Susana, Carmen, Petra, Paquita, Feli, Vicente,  Manolo, Teresa, Azucena, Sole y Lola.
Vuestra presencia hace el Pote-Poético. ¡Hasta pronto!
 
Daniela y Antonio

FIESTA

Deslizando con pericia los pies por la escalera
Siento como vibra mi espíritu en mi interior
Fluyen los pensamientos,
el corazón late con fogosidad
El cuerpo se contrae de complacencia
Noche feliz e iluminada por el gozo
Acompañado de la luna que me alumbra
 
Es fiesta es en mi ciudad, -que tanto añoro.
El permiso paterno me ha otorgado
La música el jolgorio me espera
Para poder solazarme como un mozo desmadrado
Aquella juventud que me acompañaba
Que deje marchar sin darme cuenta.
 
Las luces ya se apagan –es la vida.
El tiempo se pasó –no hay que olvidarlo.
No se puede quedar uno en el tiempo
La vida se consume sin quererlo.

Antonio Molina

RECITAL POÉTICO "GRANADA"

Un pedacito de cielo
se me ha ‘pegao’ en ‘ca’ ojo,
y por mas que yo lo intento,
no ‘pueo’ dejar de mirarlo.
Es la Andalucía del llano,
que parte desde el Estrecho,
‘cargaíta’ de regalos.
molina
 

Daniela y Antonio

SOLEDAD


 
Hoy sentí en mis carnes la soledad
de este cuerpo aun caliente
deambulando por calles de un Bilbao
pensativo, dormido en mis recuerdos.
 
Observo esta ciudad amodorrada, anclada,
se detiene la gente en los semáforos
no se miran los ojos, no se miran la cara
un espacio de asfalto entre el cielo y la nada.
 
La mirada perdida, mi dirección, correcta
mi paso firme y seguro a tu nido me lleva.
Tu presencia aun sigue aleteando, he abierto
la puerta y he mirado nuestra mesa
no estaba vacía, quedaba su calor, su cobijo
y tu risa. Me he sentado a su lado he abierto
mis hojas, se han plagado de versos.
 
Nuestros versos. Y miraba la silla te veía sonreír
tus ojos me atrapaban. Los dedos de tus manos
me suavizan el alma. No sé ya que pensar;
mastico esta locura pero…¡no miraré hacia atrás!
seguiré de sus pasos el reguero que dejan
sus pisadas certeras me acogen en su mar.
 
Antonio Molina

LA NOCHE BLANCA POÉTICA EN IMÁGENES



En un altar de césped rodeado de montañas, con la mirada abarcando a su valle… “CARRANZA”.

Mientras las ramas de los arboles humeantes nos abrazaban…, nos cobijaban y la Luna desde las alturas, hacía que el cielo tiritara de frio inundando sus oídos de pétalos musitados, por la magia de cuerdas de guitarra.

La noche cual fiel amiga nos arropaba, sonreían las estrellas, sus rayos dentellaban nuestros rostros, desprendiendo palabras por nuestros labios que se posaban en las mesas de la noche.
Molina



La tarde se fue haciendo noche, despintando los montes a los ojos y anochecido, solo se sintió el "duende", 
solo la Poesía abarcaba y abrazaba el espacio, solo la música nos respiraba...

Gracias a Gailurretan Landetxea y a todas y todos los presentes, fue un inmenso placer.

Daniela

SUEÑO

Sueño porque estoy vivo.
Vivo porque aun sueño.
Los vivos sienten los sueños.
Y yo de sueños me alimento,
para poder estar vivo.
Si no sueño, es que estoy muerto.
 Antonio Molina

PESADILLA

Orduña - Bizcaía -
Mi tiempo ya se ha ido –es una lata.
Me aferro con nostalgia a mi pasado –pero se ha ido.
Se ha ido para siempre –nunca volverá.
El tiempo me tiene pillado –es una pesadez.
Es una situación irreversible.
El tiempo pasa inexorable.
La vida me abandona sin piedad.
La gente que rodeaba mi cabaña.
Se ha ido lentamente –con la muerte.
Mi soledad es difícil de llevar –es la verdad.
 
Mi tiempo ya se ha ido –es una lata.
Y yo sin enterarme como fue.
Mi tiempo ya pasó y no pude cogerlo.
Se me escapó el tren de mis recuerdos.
Deje pasar el tiempo sin darme cuenta.
La vida se me acaba y no me entero.
Mi tiempo ya se fue –que mala pata-.

Antonio Molina

ALHÓNDIGA, CUARTEL.. HOY, BALNEARIO

Alhóndiga, Cuartel... Hoy... Balneario de Orduña (Bizkaia)
Han pasado muchos años
muchos para recordar
que un día fuimos niños
con esa candidez candente
cuya edad nueva y envolvente
no queremos olvidar.
 
Pero se mantienen los recuerdos
buenos o malos ¡qué más da!
Lo que importa es el frescor
de poder conmemorar.
 
Se vive de ilusiones
realizables o por realizar.
Es hermoso poder mirar hacia atrás
y recordar con alegría
este encuentro fraternal,
el de unos niños hechos hombres
como signo de amor de esperanza
que con toda su sombra a cuestas
hoy  se vuelven a encontrar.
 
Pensemos en la nostalgia
Para poder sentir
las ascuas de nuestro frío,
detenernos un momento y
despojarnos de nuestras esclavitud,
que es una amarga verdad
y nos une a la tierra.
 
¡Oh cuartel de militares!
Nuestra Alhóndiga contempla
El ánimo de nuestra memoria,
entre la luna y el sol,
en un cielo lleno de estrellas,
hechizado de la noche serena.
 
Soñar no cuesta dinero.
Es una necesidad.
Estamos en una Alhóndiga
que nunca llegó a ejercer
por convertirla en cuartel
de los de mucho poder.
 
 
Por él pasaron franceses,
carlistas y los rebeldes franquistas.
Eran años de pos-guerra,
aún se sienten las carreras,
las botas de los soldados
con trepidantes carreras
por las escaleras y pasillos
junto a herrados caballos
golpeando por las piedras.
 
Mientras en el primer piso,
los oficiales disfrutan
con las bolas del billar
y algunos juegos de mesa.
 
Y en una pequeña cocina
una madre cocinera
prepara los condimentos
para hacerles las raciones.
 
 
Mientras, un niño chiquito
juega a hacer números romanos
en las baldosas del piso.
El brigada Herrero nos saluda.
El brigada Franco pasa ligero.
El maestro Herrador pasea
con sus bien herradas bestias.
 
Mientras, el sargento Piedra
conversa con su capitán,
que Gopegui se hacía llamar
y nos saludaba al pasar.
 
El cuerpo de guardia ha cambiado,
el calabozo y dormitorio
se han convertido en un bar
donde preparan cafés
listos para degustar.


 
 

Qué poco cuesta soñar,
apoyarnos en lo nuestro,
en todo lo que nos dieron
aquellos que nos enseñaron
a defender y apreciar
lo que nos legaron.
Con orgullo, lágrimas
y sangre derramada.
 
Los que con ahínco bregaron
y sus pasos resonaron
por murallas y torreones
y por las alcantarillas
donde metíamos el cuerpo
para recoger balones,
que de trapo construíamos
para alimentar nuestras ilusiones.
 
Qué poco cuesta soñar
con el agua que brotaba
por sus eternas galerías
que las fuentes alimentaban,
aliviando a militares
a mitigar sus desdichas.
 
Hoy convertido en Balneario
para poder regodearnos.
Hoy la historia nos contempla
para poder sentirnos orgullosos.
Orgullosos de su espléndida figura,
de la Alhóndiga,
del Balneario, de sus gentes y su trato
de aquellos que sembraron la semilla
y que con sus cuerpos forjaron
esta noble ciudad
que es Orduña. La de antaño.

 
 Antonio Molina Medina