MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACIÓN DE LA NOVELA EN "EL COBRE" ALGECIRAS- CÁDIZ (ESPAÑA) DONDE NACIÓ ESTA NOVELA.

POTE POÉTICO

En un día seis de enero de hace 75 años fallecía el escritor y dramaturgo Ramón María del Valle-Inclán, con esta alusión a su aniversario y la cita de Carmen Martín Gaite, La reina de las nieves, comenzó el tercer pote-poético y primero de este año 2012.
Pero los libros son para leerlos, no para atesorarlos y que críen polvo. (…) luego es como la sepultura de un ser querido. Le vas a poner flores, pero no sirve de nada. Su alma no está allí, revolotea por los lugares donde dejó su semilla. O sea, dentro de nosotros.
Una tarde noche la de hoy, lluviosa muy bilbaína y muy poética la que le ha tocado vivir al pote-poético; arropado por una veintena de amigas y amigos que han querido estar  entre poesía.
Las intervenciones variadas, varias, han ido desde los clásicos como Miguel Hernández o Federico G. Lorca, o José Hierro hasta los jocosos poemas de Manolo Galante, el poema escrito hace una semana de Roberto Molero, los poemas canción de Marifeli y Rubén recitando y cantando a dúo, el prometido poema de Julio de "Árido Umbral", la mejor definición de amor jamás escrita, ese poema dedicado a su nieta Lucía de Antonio Molina o aquél que nos ha pedido al resto de participantes colaboración repitiendo una frase al son de la guitarra.
Os dejamos muestra fotográfica de algunos de estos agradables momentos vividos esta tarde y...









no olvideis la fórmula:

1 POTE + 1 POEMA = POTE-POÉTICO

ni el día que estaremos de nuevo

28 DE FEBRERO a las 20.00 H.

ni el lugar, el mismo de siempre:

TABERNA ZABALA, HUERTAS DE LA VILLA Nº 3

Nuestra próxima cita coincide con la Fiesta de Andalucía ¿qué nos deparará? Que no te lo cuenten

VEN, ESCUCHA O LEE, DISFRUTA!!!

CASTILLOS EN EL AIRE El programa de libros y escritores de radio 21
Cuánto nos gustaría poder asistir y participar de esa tertulia literaria. Las fotos expuestas ya nos dan envidia, envidia sana, eh!!! Qué gozada poder recitar al compás de los acordes de esa guitarra, Qué gozada oír a los compañeros declamar sus versos.
Nuestro saludo para todos y nuestro apoyo en la distancia.
Un abrazo,
El grupo "Más que versos"
Pere, Sergi y Libra *M*

Daniela y Antonio

EL VIEJO PATIO DE MI ESCUELA

Plaza de Orduña



El patio de mi escuela es pequeño pero acogedor,
rodeado por los muros grandiosos y
centenarios de su Catedral.
Las aulas, espaciosas,
se mantienen en la retina de nuestros ojos.
Pequeños pupitres se acoplan a nuestros
menudos y enclenques cuerpos.
Pupitres donde modelaron nuestra alma aún sin labrar.

Llegó el duro invierno con su crueldad,
el manto blanco, invade todo el lugar,
la nieve nos envuelve con su túnica inmaculada
compartiendo impertérritos el crudo frío
que se filtra en nuestro cuerpo, pero que no nos impide
acudir a la escuela con ilusión y celo.

La intensa frialdad invade las aulas llenas de niños.
Brotaba de nuestra garganta el aliento caliente
que se corta con el frío que nos violenta
y que se convierte en una neblina blanca
que se disipa mansamente.
Una estufa de hierro nos acompaña en el centro del aula,
tratando de mitigar la intensa humedad
adherida a nuestra enclenque figura.
La alimentamos con troncos de leña
que aligeran el frío que nos invade
por dentro y por fuera.

A una señal del maestro
acudimos prestos a darle de comer a aquélla
que da calor a nuestro cuerpo,
mantenida con brío por los niños del lugar,
introduciendo troncos poderosos
que su estomago digiere como un infierno profundo
que no deja de consumirse.
Su cuerpo se transforma en un rojo brioso,
produciendo un agradable calor que inunda toda el inmueble.
Expulsando su vapor por los
tubos que trepan como la hiedra
para perderse en la techumbre del local que nos alberga.
Su calor nos alegra el alma, calienta nuestro cuerpo,
dando vida a nuestros entumecidos dedos
para que la sangre vuelva a circular por ellos,
cuyo contraste nos afecta, llenándonos de sabañones
pies y manos, orejas y…,
momentos gratos para recordar, con entereza.

Patio ligado a nuestros recuerdos,
donde nuestros juegos sabíamos compartir.
También los domingos nos daban tarea.
El lunes en la escuela temíamos su llegada,
nuestros maestros siempre nos preguntaban
con mucha insistencia si acudimos
a misa el domingo a la mañana:
“¿De qué color era la ropa del cura
que ofició la Misa Mayor ayer por la mañana?”
Gran preocupación por nuestras pequeñas almas,
mucho se ocupaban de nuestra salvación
pero, de nuestros cuerpos,
poco les importó si comías o no
cuando el hambre nos corroía las entrañas.

Ellos siempre nos decían: “Lo importante es salvar tu alma”.
Y mientras a ellos los alimentos no les faltaba,
a los niños con un vaso de leche en polvo nos sobraba.
Pero había otro frío y otra hambre que nos devoraba.
Era el de familias que tristes lloraban
al  ver que sus ilusiones no se realizaban.
El hambre y la miseria nos acorralaban.

Dichas situaciones, y su intenso frío, nos roían el alma.
De ver que a tus gentes las lágrimas les brotaban.
De esos bellos ojos que enturbiados quedaban.
Pensando en la muerte como necesaria,
al ver tanta pena que nos rodeaba.
Antonio Molina Medina