MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACION EN BASAURI-BIZCAIA-ESPAÑA

ES LA VIDA




 

 
 
Él era un niño al que nadie entendía, 
sólo le deshacían los sueños que tenía.
Vejado noche y día,
huía de la gente y se refugiaba en las laderas de los ríos.
El agua le entendía, 
y se consolaba con ella lavándose la cara,
mirando su frondoso verde que de ella fluía.
El tiempo, que todo lo pone patas arriba, 
le perpetuó su destino.
Se subió a una tarima,
se pintó la cara de payaso 
y la gente se reía,
¡Pero no sabían de que se reían!
¡Lo mismo daba
que las lágrimas se derramaran de pena o alegría!
El payaso seguía consumiendo su vida 
sabiendo que su existencia seria así por siempre.
Sigue viviendo haciendo reír a la gente 
con su cara pintada de blanco y de un fuerte verde. 
La tarima le entiende y le hace feliz.
Se mira al espejo y se ríe de sí mismo,
pero ya no le importa, 
no quiere retroceder, 
el final del camino está presto a verse.
Ser payaso fue su destino, 
compañera su soledad; 
la encontró por los caminos sin buscarla...
pero, con una razón de ser: 
mantenerle en su cavidad.
Antonio Molina