MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACION EN BASAURI-BIZCAIA-ESPAÑA

LIBERTAD


De niño me enseñaron a trabajar y trabajar, no había descanso, y el único que tenía lo dedicaba a leer y leer libros de caballería. Decían que los frutos del trabajo con el tiempo se recogían. Nunca pensé en los frutos ni en el mañana; me gusta vivir el presente, pero, con toda la intensidad que mi corazón reclama. No creo en las casualidades ni en nada que se le parezca, sólo creo en el amor y la amistad desinteresada. Cuando una lumbre a punto de consumirse, alguien la revitaliza con nuevo leño, algo se destapa en la cumbre del corazón impulsado por los sentidos que nadie pone freno.
Crees que todo se termina pero la vida está llena de sorpresas y no te deja en paz. No sé qué puedo decir, y menos qué pensar. María, como un rayo de luz, envuelta en las explosiones del sol, se acercó a la tierra, circundó una vida y la puso de nuevo a trotar, como un caballo andaluz dispuesto otra vez a las mejores carreras por las praderas de nuestra existencia.

Compartir con ella sus páginas y sus versos es para mí un orgullo que no esperaba nunca poder realizar. Con los pies en el suelo y la mente fría, sólo deciros a todas y todos los que la acompañan, y en este caso con su comentario engrandece sus páginas, gracias por dejaros caer y compartir estas letras enrringlonadas, que dicen que es un poema y que tanto ha supuesto en mis horas bajas para levantar el ánimo. Para seguir viviendo en LIBERTAD.
Molina

 
¡Cuánto amor deposita en sus relatos!
Su sensibilidad quebranta mi interior.
Me siento una hormiguita que seguiría
sus pasos, hasta el hormiguero de su corazón.
 
Antonio Molina Medina