LA VERDAD

Sinovas-Pedanía de Aranda de Duero-Castilla y León

La verdad es que soy un poco infantil y vivo de sueños. Pero también piso la realidad y se impone mi propia cordura, querer algo que solo puede ser magia. Solo la magia une a las personas. Y hay ojos muy bellos que no son alcanzables en este desierto en el que vivimos.
Pero sin sueños la vida es más oscura, más dura, menos intensa. Cada día que amanece cuesta un poco más seguir viviendo de los sueños. La realidad me despierta hoy, serena y cuerda, con razones que dejan sin capacidad de reaccionar a mi mente. Los sentidos se aplacan con la misma medicina, dejar de soñar lo inalcanzable. Aunque fuera poca cosa, mirar a los ojos a personas que aprecias y sientes los latidos de su corazón a través del mismo aire que respiramos.
Sinovas-Pedanía de Aranda de Duero-Castilla y León
Ya ves, me considero un afortunado porque puedo respirar un día más y caminar por las veredas de antaño, seguir soñando como un niño, ya que los niños nunca alcanzaran todos los sueños que almacena su alma.

Sé que soy muy torpe. Quizás inútil. Un ser que busca lo imposible, lo inalcanzable, aunque solo de poder mirar su mente en un ser amable y sensible. Como el que mi mente sueña, y que le sigue a todas partes.
Por muchas luces que se apaguen en este corazón torpe, en sentimientos alcanzables. Seguiré ahí sin miedo, pero con sueños. Mi alma se siente segura en los pensamientos que pasan por sus ojos sabiendo que todo es un sueño inalcanzable.

Sinovas-Pedanía de Aranda de Duero-Castilla y León
Alguien dijo, si buscas la felicidad, esta al final del horizonte..., camina y mira al final del camino, que la encontraras. Pasó el tiempo y seguía caminando y se encontró con la persona que le dijo que caminara mirando el horizonte, para decirle que, él seguía caminando y no veía el final del camino... Y le contesto... Sigue caminando que al final de tu vida lo encontraras.
Sé que son torpes palabras las mías, pero sigo por los caminos y seguiré caminando. Qué más felicidad que poder seguir recorriendo lugares compartiendo la vida con los seres que aman que, buscan la felicidad a raudales.
14.06.19
Antonio Molina Medina

¡QUE HAS HECHO MUJER!


Por más que miro y remiro
no dejo de sorprenderme.
La belleza que desprendes
de ese rostro de lucero.
Esa cabeza emboscada con
hileras de fino pelo que
hasta tu frente se acerca,
caracoleando tu cielo.
Y esas cejas… y esos ojos
y esa mirada gacha que
nos quita hasta el sueño.
Y esa naricilla dulce con
dos orificios capaces de
inhalar el aire del sacrificio.
Y esa boca, linda boca
con dos labios que la adornan
Rojos, como es su sangre
con el brillo que lo engalana.
Ese mentón o barbilla que
presionaría suavemente
para que sus labios se abran
y besarlos un instante
aunque me atrape la muerte.
19/12/15
Antonio Molina Medina

SENTIMIENTOS

Sinovas Castilla León

Sientes dentro de ti  una necesidad de seducir las palabras que flotan, sin dueño, en tu entorno natural y se cuelan sin filtro dentro de tu alma. Las dejas reposar conscientemente y te ves reflejado en ellas, en su, oasis, fresco vergel de yerba y agua, lo que place a los prados de tu corazón, fértil compañero  que lo filtra todo, eliminando sus impurezas. Recorriendo las arterias que riegan tu anatomía, como ríos de lava, que se enfrían y calientan la inmensidad de las palabras.
Sinovas Castilla León
El azul celeste recorre por los ríos de tu cuerpo canalizando con tu lava los resquicios de tu cuerpo, cuya fuerza perpetua las plantaciones aromáticas, cuya savia te envuelve y empuja con fuerza, rompiendo por sus yemas dejando sus dedos qué percutan las palabras que, encadenadas, se despiden de tu figura convirtiéndose en siluetas que aman entre besos y metáforas rellenando el papel que, en bruto, se rebana entre sus ojos con intensas palabras  unidas por  calles estrechas, que sellan con precariedad, la música sacra de pensamientos que fluyen sin tregua, para apretarlas, compactas y dejando espacio para que el aire recorra los renglones donde el aliento de vida sople. Sople suavemente, dejando sonrisas que lloran y ríen, por la blanca nieve que sustenta los versos cual plegarias que perpetúan al poeta, dejando el rastro de sus pasos, en las estanterías al calor de las brasas.
Sinovas Castilla León

Mientras, amaron y soñaron a pesar de las desgracias… sus desgracias. Su fecundo paso, aun con alambradas y cuchillas que matan. Más fuerza será la  de las sencillas palabras las que inundan los prados delicados, resquicios de seres que amaron y murieron por sus causas, para dejarnos sus nidos que rasgan el silencio y se hacen metralla, de sueños y anhelos, con sabor a albahaca que se cuela fértil en el fondo de nuestra alma.
05/07/16
 Antonio Molina Medina

ARADOS CAMPOS DE CASTILLA


¿Qué es la locura?
Le balbuceo el cuerpo a su mente, caminando entre viñas. Entre roja tierra que pisa cuerpo, cuya gumía penetró en sus entrañas para que bostece y se fortalezca. Mientras sus ojos desfogan su luz entre trigales y campos arados; en los pinares saludas los pájaros y las vocecillas de las hormigas reclaman templanza a tus pies, ante tan diminutos cuerpos.


Se detiene en compañía de su sombra, que hace lo que le manda su cuerpo, sumisa a sus costumbres dejando posar su cuerpo al lado de su señor. La campiña domina su mente y su sombra le pregunta con insistencia:

A la vid le han brotado inicio de burbujas que rompen su tronco, su sabia se cuela por su linaje anunciando generosos tallos, mientras algunas palabras escritas acompañan a tan singular proeza, plegando sus hojas se aferran al tronco los versos y coplas, las que atrapan su alma de seres que sueñan.


Entre sables y espadas, los cuervos planean, se alejan y cruzan los páramos, dejando las fértiles cosechas que arropan la villa. Despejan sus mentes, escuchando los sonidos de la campana de la iglesia anunciando los cuartos, las medias y las horas como antaño.

Despejado su sentido camina por las aguas, sin mirar atrás. Mezcla de recuerdos que son el soporte, que es la alegría que su cuerpo necesita. Aunque deje girones de su organismo, discerniendo lo malo y lo bueno que brota de sus sueños que, insaciables, caminan con él en su soledad.
Antonio Molina Medina
05/05/16

CON ELLA

La Chorrera-Canuto hondo- Río de la Miel- El Cobre- Algeciras

"se humedece el alma"
saltando al precipicio de la mar,
envolviendo su cuerpo de materia.
Aferrado a la quilla de su barco, las olas
los balancea dejando mecer sus cuerpos,
fluyendo de ellos la fuente de la vida
que, enroscada a su cuerpo, rebusca
entre sus aguas, los placeres que el tiempo
no borra, ni cede su alma, mientras
gimen sudorosos sus cuerpos.
17.05.19
Antonio Molina Medina

TELA FLORIDA

 Sinovas Aranda de Duero-Castilla León

Lino recogido de los surcos del arado. A la sombra de olivares no varados. Tejido bien curtido y estudiado el que se percibe a la lejanía, hoy en mi ancianidad. Quizás en mi recuerdo, el cual enarbola cual pendón en diferentes solares.

Bandera que se mece con el viento que la azota, que provoca, sangre y muerte, y hambre por los caminos repletos de cañas. Ella se balancea con el viento para que mentes sagaces se apropien de ella para sus putrefactos dominios,  y los tiranos  la manoseen. Para unos, el premio es el poder, la gloria. Para otros el precio es su propia muerte. Para los nuevos, el precio es la riqueza.
Sinovas Castilla León

Yo te veo como objeto a poseerte, para que limpies el mundo de miseria. Para despejar los campos de esa hambruna que azota nuestro tierra y su planeta.

Donde la vida sea saludable y los niños no mueran por las guerras, y el labrador pueda, en paz, recolectar su cosecha.

Pero la voraz rapiña de algunas mentes te utilizan para su propia rapiña e ignominia;

para poner reyes y tiranos, y avasallar al pueblo que dominan. Pueblo, hoy, mal vestido, y sin techo y sin recursos y sin Cultura.

Sinovas  Castilla León
Hoy bandera la que el pueblo agita. La que el hombre sujeta y remueve con fuerza ante el aire de la galerna. Algún día serás libre y poderosa por tu condición de libertad, símbolo inexpugnable que defenderán sus gentes en su propia libertad, sembrando en tierra fértil, a las orillas de los ríos ese lino que almacena tus colores… ese verde de sus campos y ese blanco, de pureza y libertad.
18/08/18  
Antonio Molina Medina

Escucha al corazón…

Sinovas, Aranda de Duero. Castilla León.

Destella un rumor dentro de mi mente, se hace fuerte y versal su forma
de sonar… Quizás sean tañidos de campana los que proceden desde la
distancia, allá en su pedanía, cuyos secos y tronados sonidos llegan
con fuerza hasta las baldosas de la plaza…¡hasta lo más profundo!
donde aún queda algo de humanidad.
Sinovas. Arande de Duero. Castilla León

Cansino y dúctil agita hoy su cuerpo y camina por las despobladas
veredas, donde todavía se mantienen vivos los saludos que atrapan
incluso el aliento, juntando sus melodías con lo profundo del sueño.

Y galopa por la meseta su recuerdo y, sus alas se despliegan por los
lugares, donde solo vida y solo sueños trotan mis sentimientos,
dejando al descubierto su rostro: el de un potrillo que llego un día
lejano a cuidar de nuestro cuerpo.

Ágil será su montura. Y sus venas, repletas de energía, llenarán los
caminos y veredas buscando con ahínco lo desconocido, ya que cada día
despertamos en un nuevo paraíso, capaz de dejarnos a todos como las
aguas de los ríos.
Sinovas. Aranda de Duero. Castilla León
Silencio y soledad es lo que siente y los pasos son
alusiones que el aire borrará, mientras dejo los apriscos a su alcance
y las melodías suenan y abrotoñan contra las olas del tiempo.
01.12.18
Antonio Molina Medina