MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

AMISTAD





La luna se ha entristecido,
esta noche no ha brotado,
la noche no quiere verte,
las sombras que yo buscaba
se oscurecen por no conocerte.
 
Yo necesito la luna
aunque me produzca muerte
pero ella es la sombra
de todo lo que se siente.
 
La sombra… mi sombra,
yo corrí tras ella un día
hasta que ella me atrapó
y me envolvió con su cuerpo
para olvidarme de mí
y pensar en otros cuerpos,
otros credos, otra gente,
otros mundos y otro cielo;
para poder encontrar
a los seres que aún anhelo,
camuflados en el aire,
que van soplando su amor,
la amistad y el consuelo
en otro mundo más lleno.
Antonio Molina Medina