MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACION EN BASAURI-BIZCAIA-ESPAÑA

SINOVAS

Entre cepas y alisos, envuelto en robledales, se encontraba mi cuerpo revolcándome entre la hierba reseca de incienso, aromas de granos, acidez de uva y dulzor de pasas. Presagio de buen caldo. Mañana plácida y serena. Poblada estepa humana. Mezcla de Castilla, hechizados trinos. Se adhieren a mí con mucho sigilo. Sublime es la aurora que le acompaña.
Silencio expectante, en tierras de caza. Castilla se abre, entre puertas doradas. Sus campos, sus gentes, y el desdoblar de sus ansias. Son gentes sinceras, sencillas, humanas, donde cantan aves… el cuervo aún grazna…
Una paloma me cubre el rostro con sus alas, y me ofrece sus calles, sus casas, su plaza. Rebrotar de sueños envuelto en aromas, a vino arraigado. Sarmientos ahumados, que el humo me cerca. Me atrapan sus gentes.
Saturno me observa, me llama. Y él, complaciente, se aferró a mi mano, para recorrer juntos sus anillos, entre mis versos y plegarias.


SINOVAS

Quisiera desaparecer
Debajo de las cepas del pueblo.
Y que sus raíces penetren
Dentro de mi cuerpo

Para seguir saboreando
Sus vinos
En los próximos inviernos.
05/10/16

Antonio Molina Medina