MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACIÓN DE LA NOVELA EN "EL COBRE" ALGECIRAS- CÁDIZ (ESPAÑA) DONDE NACIÓ ESTA NOVELA.

AMOR

Saliendo de Roncesvalles
por el camino a Santiago.
Una linda mariposa, en mí
hombro se ha posado.
 
Yo no salgo de mi asombro
me mira con desparpajo;
me dice muy suabito,
que ese niño que yo un día
llegue a tener en mis brazos,
sin llegar a darme cuenta,
a ser hombre ya ha pasado.
Y me ha dicho con orgullo
que un amor él ha encontrado.
Que quieren unir sus vidas
con ilusión y desparpajo.
Una nueva vida empiezas,
cógela con mucho agrado,
que tendrás que compartir,
con ese amor deseado.
 

La vida suele ser dura.
Pero con amor,
se pasaran esos tragos,
que la vida nos depara,
cuando menos lo esperamos.
 
La pena merece amigos,
la empresa tan ardua que
los dos os habéis trazado,
que con amor y cariño
las durezas del camino,
con firmeza y pundonor,
llegaréis a superarlo.
 
Antonio Molina

6 comentarios:

  1. Asi es Antonio.
    Y nada más cierto que lo que aquí nos dejas en letras, al menos mi camino ha sido, es y creo que seguirá siendo, aunque esperanza tengo de que vaya mejorando, y ser un poco más feliz antes de pasar al otro lado.
    Bendito Amor que nos ayuda a seguir el camino.
    Un buen fin de semana y un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ambar.
    Esta tarde desde Aguilar de Campo... (Castilla) me acordare de ti.
    Un abrazo

    Antonio

    ResponderEliminar
  3. La vida, a veces, es amarga, pero siempre con afecto y amor, se dulcifica.

    Me encantan las imágenes, siempre es muy agradable venir a tu rincón a saborear el arte de tus letras y las bellas fotografías.

    Feliz fin de semana, amigo mío.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, tu siempre presta s sacarme una sonrisa desde el corazón.

      Un beso

      Antonio

      Eliminar
  4. Antonio... " Amor "

    Letras que duelen en tu poesía.....

    un beso desde Argentina

    un beso desde Argentina

    ResponderEliminar