MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACION EN BASAURI-BIZCAIA-ESPAÑA

SOLEDAD


Soledad, así te llaman por  tus ojos y mirada. Fue el ayer tan sabrosón que mis labios se dilatan. Sólo por sentir los tuyos mi cuerpo ya se me escapa y mi voluntad de acero se derrite en tu mirada. ¡Cómo la quiero queriendo! ¡Cómo la ama mi alma! Mi corazón no lo siento, ni me importa dónde está, yo sé que está muy cerquita de otro corazón que brama. Envuelto en luz de un candil se encuentra prisionero y en calma. Quererla, sólo quererla es el oficio divino,  así como correr por la pradera detrás de ese bello cetro que tanto ansía mi alma.

Molina Medina

2 comentarios:

  1. Qué bello tu poema que late y siente tanto desde tus letras y corazón, me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno es que el corazón siga latiendo :-)

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar