MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR
PRESENTACION EN BASAURI-BIZCAIA-ESPAÑA

LUNA

Se topo con la luna una madrugada.
Le deslumbro su fuego y atrapo su alma.
Desde la misma orilla del río que le abraza
Cobijó su fría sombra mezclada con su agua.
 
La luna sonreía y él quise abrazarla.
Su abrazo trastorno, lo poco que quedaba
De aquel muchacho que cuidaba las cabras.
Ella le acompaño y regaba sus sueños.
Las palabras brotaban del aroma su cuerpo.
 
La luna se alejaba y él la perseguía.
Y no se resignaba en perder su sombra.
Elevando su cuerpo él volaba y volaba.
Subió tan alto el cuerpo y se desgajó su alma.
01/01/15
 Antonio Molina Medina

2 comentarios:

  1. La luna como inspiradora de palabras y versos, como musa de los poemas.
    Precioso poema.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ser testigo la luna de ese sentir como se elevan las almas y los cuerpos, y de tanta belleza del firmamento de las estrellas de los versos de tu alma, amigo mio, que belleza todo lo que derraman tus palabras.

    Ya estoy de regreso y es un placer encontrarme con tus versos aqui en este precioso rincon y en el mio , mil gracias por esos versos que me has regalado son perlas para la mirada de mi alma.

    Te admiro poeta.

    Un beso.

    ResponderEliminar