Mujer Andaluza Nacida para Sufrir

Mujer Andaluza Nacida para Sufrir
SEGUNDA EDICIÓN

SENTIR

Y el corazón ensartado con agujas
de seda hilvanadas, con la cera de abejas,
con la luz que desprende los
silencios acuáticos.
Los astros se reflejan en el propio llanto.
Mientras el sol alumbre y la rosa florezca
el olor de sus pétalos le enturbien la mente
y le haga su fiel compañero.
Nunca se cosera la boca
ni los trapos añosos que cubren su figura,
dejaran de sufrir aunque sea
entre luces, compartiendo la fuente
de agua limpia y trasparente.
Antonio Molina Medina

17/09/14

3 comentarios:

  1. Corazón que late al compás de la brisa bajo la mirada inquieta entre silencios y sombras.

    Un placer leerte, mi querido amigo Antonio y admirado poeta.

    Que tengas un feliz día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito sientes amigo toñín, que bonitto sietes.
    Tu amor a la tierra es grande y ella te responde generosa.
    Voy a dar un repaso, un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  3. Buen amigo aquó me quedé, y desde aquó repaso hasta el más reciente.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar