Mujer Andaluza Nacida para Sufrir

Mujer Andaluza Nacida para Sufrir
SEGUNDA EDICIÓN

CLARIDAD

Haz de luz hendiendo en el aire
penetra en su cuerpo
da calor a su alma
previniéndola de las horas
míseras de su invierno.
Vive con su recuerdo.
Recuerdo que ya no olvida
ni olvidará jamás.
Estás en su pensamiento
con el sabor de sus aguas,
las que brotan de los ojos
que, aún saladas
se hacen dignas de beber
por la sed que hay en su alma.

Antonio Molina Medina

10/ 07/ 13

2 comentarios:

  1. La ausencia nos deja un nudo en la garganta inmenso como el mar y cuando se desborda por los ojos sabe a sal. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ausencias que habitan el corazón abrigando la nostalgia por la emoción.

    Preciosos versos así como la imagen amigo poeta.

    Besos.

    ResponderEliminar