MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

NUNCA SE CERRARA TU VENTANA

 
En la cama, adormecido, en calma,
me estremece la noche, su manto me imana,
los sueños se envuelven en hilo de sábana.
El espíritu de nieve, se deja marcar por las patitas
de un gorrión alegre que el viento no atrapa
las sombras del pino no alcanzan su alma,
al trepar por ellas, está tu ventana.
Desde la distancia besa los ojos que descansan.
La noche los viste, los tira a las brasas,
el rojo candente se trasmute en negro
para que el brasero inflame sus garras
donde se retuercen los frutos del alma
que degustan juntos apurando el alba.
Eternos placeres, nimias luciérnagas
les prestan su luz, tenue, necesaria.
 
La noche les flota desde la mañana.
 
El sol se abre paso, traspasa su espada
amores mortales, quereres que manan del alma…
La nada ha muerto, brilla la esperanza.
La noche lo sabe. Su reino es vida.
El tiempo le atrapa. Ella ocupa el trono
que estaba bacante y lo conquistó
sin sangre, ni espadas.
Ella consecuente, contempla la trama.
El calor y el fuego queman como lava
porque ella es de fuego, manantial de agua,
mágica, risueña, hada milenaria,
la que teje sueños que envuelven el alma.
 
 
Antonio Molina

4 comentarios:

  1. Hola Antonio.
    Muy precioso poema, pero este final es maravilloso.
    Ella consecuente, contempla la trama.
    El calor y el fuego queman como lava
    porque ella es de fuego, manantial de agua,
    mágica, risueña, hada milenaria,
    la que teje sueños que envuelven el alma.


    No quiero que llegue esa preciosa noche sin antes dejarte mi sentimiento del día de hoy y todos los días, he repasado las anteriores ya que ando muy en desorde.

    Todos los días de la vida
    Son propios para celebrar
    La amistad y el amor sincero
    Que nace y crece en el alma
    Se sienten en el corazón
    Adornado, de suave sonrisa
    Y amable mirada, tierna y dulce
    Que dice a todo ser vivo
    En su entorno, cerca o lejos
    Te respeto, valoro, admiro y aprecio
    Pero sobre todo te Amo
    Si a ti, no supiera amarte
    De nada me serviría amar el mundo
    Pues al faltar esa pequeña partícula
    Que eres Tú…
    Nunca el amor sería completo
    Feliz seas, hoy y siempre.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Ambar, qué final tan bonito…

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Antonio, ha sido un placer descubrir tu blog y leer este precioso y emotivo poema, que derrama extrema sensibilidad.

    Mis aplusos y un cordial abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Candela: si al final del camino alguien te recuerda que estas vivo y que la sombra que cobija mi cuerpo se deja ver entre los arboles del bosque... Solo te queda por hacer... seguir soñando que algo se mueve en el mundo y no son solo palabras.

      un abrazo

      Eliminar