MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

MUJER ANDALUZA NACIDA PARA SUFRIR

PADRE

Cuando mi padre era joven
de niño yo le intuía y le quería.
Cuando mi padre vivía
en la sierra, junto al alba
me regodeaba con él
de su figura lozana.
 
Mi padre era campesino,
de los que dejaban huella,
que subía a su cortijo
silbando coplas divinas
que de lejos yo escuchaba
y me ponían sobre aviso
para correr a su busca
recogiendo su cariño,
que gustoso él me daba.
 
Mi padre cuando era joven
sé que él a mí me quería.
Otra tierra, otra vida, otra cultura,
otra alegría.
Con su menudo bigote
y su boca bien formada,
silbando coplas hermosas
que me inundaban el alma.
 
Mi padre cuando era joven
soñaba con otros mundos,
siempre mirando a las cumbres
con la frente levantada
y el corazón en un puño.
 
Postrado en una pequeña loma
pintaba lindos paisajes,
el Peñón de Gibraltar,
el Estrecho con sus aguas y
las tierras que bañaba.
 
Mi padre cuando era joven
me alegraba con su silbido
yo sentía su palpitar;
siempre corría a su encuentro,
su figura enamoraba,
luz desprendía su cuerpo,
su figura encandilaba.
Un silbido salía de sus labios
resonando su eco en toda la serranía,
impregnando mi alma,
como buen pastor y buen guía.
 
Antonio Molina
 

3 comentarios:

  1. Hola Antonio.
    Muy importante es la figura de un padre, cuando uno es pequeño los padres son nuestro pilón de fuerza y seguridad.
    Preciosos versos y bella foto de un entrañable recuerdo.
    Un abrazo
    Ambar
    FELIZ NAVIDAD.

    ResponderEliminar
  2. Hola Antonio.
    Siento que esto ya se ha quedado crónico, otra vez no se ha actualizado, hasta el día 31 no volveré a visitar, pero de ninguno de vosotros me olvido, me doy una vuelta por todos los que me es posible, pero si alguno me queda, sepáis que a todos os llevo en el corazón, no solo en estas fechas, sino todos los días del año.
    FELIZ NAVIDAD.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ambar por estar.

      FELICES FIESTAS.

      Un abrazo

      Antonio

      Eliminar