Mujer Andaluza Nacida para Sufrir

Mujer Andaluza Nacida para Sufrir
SEGUNDA EDICIÓN

LA VERDAD

Buenos días amigos.
Cuando tu vida la compartes desde “El COBRE” con sus gentes y sus recuerdos… con los sueños…, los sueños te acompañan, compartiendo el aire con seres que siguen vivos en su habita sagrada. Solo vida y sentimientos arrastran lo que queda de tu alma. Surgen presurosos los recuerdos y el entramado de una vida se desata y se forjan nuevos retos, los que de sueños se forjaron que enmudecen las palabras.
Sentado en una loma entre ruinas y recuerdos, con los ojos y el cuerpo y la mente y el corazón expuesto a las inclemencias del tiempo… sonríes, mientras una catarata de agua se desliza entre pestañas que suspiran, las bendiciones del alma.

LA VERDAD
La verdad es que soy un poco infantil y vivo de sueños. Pero también piso la realidad y se impone mi propia cordura, querer algo que solo puede ser magia. Solo la magia une a las personas. Y hay ojos muy bellos que no son alcanzables en este desierto en el que vivimos.
Pero sin sueños la vida es más oscura, más dura, menos intensa. Cada día que amanece cuesta un poco más seguir viviendo de los sueños. La realidad me despierta hoy, serena y cuerda, con razones que dejan sin capacidad de reaccionar a mi mente. Los sentidos se aplacan con la misma medicina, dejar de soñar lo inalcanzable.
Aunque fuera poca cosa, mirar a los ojos a personas que aprecias y sientes los latidos de su corazón a través del mismo aire que respiramos.Ya ves, me considero un afortunado porque puedo respirar un día más y caminar por las veredas de antaño, seguir soñando como un niño, ya que los niños nunca alcanzaran todos los sueños que almacena su alma.

Sé que soy muy torpe. Quizás inútil. Un ser que busca lo imposible, lo inalcanzable aunque solo de poder mirar su mente en un ser amable y sensible. Como el que mi mente sueña, y que le sigue a todas partes.
Por muchas luces que se apaguen en este corazón torpe, en sentimientos alcanzables. Seguiré ahí sin miedo, pero con sueños. Mi alma se siente segura en los pensamientos que pasan por sus ojos sabiendo que todo es un sueño inalcanzable.


Alguien dijo, si buscas la felicidad, esta al final del horizonte..., camina y mira al final del camino, que la encontraras. Pasó el tiempo y seguía caminando y se encontró con la persona que le dijo que caminara mirando el horizonte, para decirle que, él seguía caminando y no veía el final del camino... Y le contesto... Sigue caminando que al final de tu vida lo encontraras.

Sé que son torpes palabras las mías, pero sigo por los caminos y seguiré caminando. Qué más felicidad que poder seguir recorriendo lugares compartiendo la vida con los seres que aman que, buscan la felicidad a raudales.
13/12/17

Antonio Molina Medina

3 comentarios:

  1. Pensataivo y sereno se te ve en la foto, mirando al horizonte y mostran el fruto de la tierra jugoso y sabroso.
    Sigue caminando, la felicidad se encuentra un pedacito en cada paso y al final es la recolecta.
    Un abrazo amigo Toñín
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Mi querido amigo Antonio y mi muy admirado poeta, no sabes cómo me alegran tus inquietudes, tus sueños convertidos en realidad, tus proyectos caminando, y tú pleno de paz y de felicidad, algo maravilloso que compartas con nosotros tus inquietudes.

    Una vez más, mi enhorabuena, te lo mereces amigo mío, sigue caminando y llegarás muy lejos.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  3. La verdad se encuentra, en cualquier detalle que no percibamos al instante, en una palabras amiga, en un gesto que no deja indiferente, la verdad está ahí pero solo reina en los corazones de las personas que sienten con el alma. Mi abrazo, admiración y cariño. Mis felicitaciones por los logros y éxitos, ahora a seguir mirando hacia delante y creando nuevos sueños.

    ResponderEliminar